Turismo Arroyo de la Luz. Todo lo que somos | LA DEHESA: UN ECOSISTEMA ÚNICO
15476
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15476,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

LA DEHESA: UN ECOSISTEMA ÚNICO

La dehesa es un ecosistema resultado de la transformación durante milenios, por el hombre, del bosque mediterráneo original con el objetivo de maximizar la diversidad de sus producciones sin comprometer la viabilidad ambiental en el tiempo del propio ecosistema. Se localiza exclusivamente en el cuadrante Suroeste de la Península Ibérica, y cubre casi 5 millones de hectáreas, la mayor parte de en España y el resto en Portugal, donde se denomina ‘montados’.

Etimológicamenta dehesa viene de defensa, en el sentido de que se trataba de terrenos acotados y reservados para la ganadería, pero la realidad de la dehesa ha superado con creces este significado.

La dehesa es, pues, un bosque semi-natural pastoreado. El resultado, un sistema agrosilvopastoral de bosque tipo sabana, con arbolado de Quercus (Ilex y Suber) y pastizal, complejo y multifuncional, en el que, además de sus usos ganadero y forestal, se lleva a cabo un aprovechamiento múltiple (pastos y otros forrajes naturales, leña, frutos, corcho, caza, pesca, carbón, agricultura…), y donde sus elementos interactúan de forma beneficiosa en términos económicos y ecológicos.

El manejo de la dehesa enriquece enormemente la biodiversidad local al crear unos tipos de hábitats que no estarían presentes en condiciones naturales, y que albergan gran variedad de especies de flora y fauna. De hecho, las comunidades de plantas herbáceas de las dehesas destacan por su elevadísimo número de especies, que es comparable al de los ecosistemas más ricos del planeta; y es importante la variedad de fauna que sustentan y que no sobreviviría sin la existencia de la dehesa y el pastoreo.

Por todo ello, la EU considera las dehesas como Lugares de Importancia Comunitaria (LIC), y la Directiva Hábitats exige su protección al considerarlas ‘Hábitats Prioritarios’.

La dehesa es, asimismo, un ecosistema paradigmático que contribuye a que el Mediterráneo sea considerado como un hostspots de biodiversidad a nivel planetario; y conforma, además, un ‘paisaje cultural, es decir, que se trata de una fabulosa construcción de ingeniería social y que se asienta sobre un enorme acervo de conocimiento, historia, literatura, folklore, gastronomía, artesanía, tradiciones religiosas y espirituales, donde sostenibilidad y cultura van de la mano.