Turismo Arroyo de la Luz. Todo lo que somos | Dehesa de la Luz
15470
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15470,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Dehesa de la Luz

ERMITA DE NTRA. SRA. DE LA LUZ

Construcción de los siglos XVII y XVIII de estilo barroco. Su origen parece estar en un primitivo templo paleocristiano que existiría en este lugar, aunque actualmente sólo quedan restos de edificación del siglo XVI.

Está construida en honor a la Virgen de la Luz, Patrona de Arroyo, cuyo culto se remonta a los asentamientos romanos y visigodos que existían en la dehesa.

La ermita, junto con la anterior imagen de la Virgen, fue destruida en 1808 por las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia; y es en 1814 cuando se talla la actual imagen de la Virgen y se reconstruye la ermita.

NECRÓPOLIS

Tumbas antropomorfas, que estaban cubiertas con tapa de piedra granítica o pizarra, pertenecientes a un antiguo asentamiento existente en la zona durante el periodo romano y visigodo. Se trataría de explotaciones agropecuarias en las que existía vivienda, zona de trabajo y zonas de enterramiento colectivo. En torno a la necrópolis se observan los restos de una prensa de aceite en la piedra, y algunos acebuches u olivos silvestres de donde se obtenía la aceituna.

CHOZOS O BOHÍOS

Pertenecientes a un periodo tardío de adscripción medieval, están relacionados con actividades agrícolas y ganaderas, y su tipología consta de una pequeña habitación de planta circular con cubierta de bóveda de medio cañón.

POZO DE LAS MATANZAS

Pozo de origen medieval. La leyenda cuenta que en esta zona tuvo lugar durante la reconquista una cruenta batalla entre musulmanes y cristianos, y que gracias a la intervención de la Virgen de la Luz, que cegó a los musulmanes e iluminó a los cristianos, estos lograron hacerse con la victoria. Y fue debido a las numerosas bajas que debieron producirse en la batalla, por lo que tomó el nombre de Pozo de las Matanzas.