Turismo Arroyo de la Luz. Todo lo que somos | Ribera de Huertas
15897
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15897,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Ribera de Huertas

La agricultura y la ganadería han sido tradicionalmente las actividades económicas principales de Arroyo de la Luz, a las que se dedicaban más de dos tercios de la población hasta bien avanzada la segunda mitad del siglo XX.

En concreto la actividad hortícola ha sido siempre una actividad con gran tradición en la localidad, no en vano antaño eran numerosos los arroyanos que acudían con sus carros llenos de productos a los mercados de la ciudad de Cáceres para venderlos, siendo conocida esta ribera como “la despensa de Cáceres”.

Al suroeste del casco urbano se abre ésta magnífica y fértil ribera de huertas de unas 43.61 ha. aprovechando los cursos del Arroyo de la Grajuela y del río Pontones. Más de 450 parcelas menores de una ha. en su mayoría dedicadas a una horticultura de tipo tradicional, donde variedades autóctonas como el tomate arroyano o las coles arroyanas se van sucediendo junto a frutales como el granado, la higuera o el ciruelo entre otros, conformando un mosaico de cultivos y vegetación que sirve de refugio a numerosas especies de fauna local y con un microclima propio, fácilmente apreciable al pasear por la ribera de huertas en las calurosas noches de verano.

Aunque su diseño y configuración haga recordar a huertas de origen morisco de poblaciones como Hornachos (Badajoz), el origen de esta ribera de huertas está ligado a la construcción del Convento de San Francisco (s. XVI) y la instalación en él de la Orden de los monjes Franciscanos Descalzos de San Pedro de Alcántara, quienes trabajan un huerto anexo al convento para autoabastecimiento de la comunidad a la vez que impulsan la construcción de acequias, riego y parcelación de las huertas.