Turismo Arroyo de la Luz. Todo lo que somos | Excursiones y Rutas
15432
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-15432,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Arroyo de la Luz dispone de un territorio perfecto para la práctica del senderismo, cicloturismo o la equitación. La Dehesa de la Luz con sus casi mil hectáreas de bosques mediterráneo y la riqueza fluvial de Arroyo con sus numerosas charcas, los ríos Pontones y Casillas, y sus embalses Petit I, Petit II, Charca Grande, Charca Chica y Embalse Molano, ofrecen una riqueza de avifauna de extraordinario valor.

Excursiones y rutas

Embalse del Lancho

Iniciamos el recorrido en el cuartel de la Guardia Civil de la localidad. Aquí tomaremos la avenida que discurre paralela a la charca “La Rachona” del río Pontones, ésta se convierte rápidamente en una pista de tierra. A 750 m. del inicio, continuaremos por la pista principal que nos adentrará en la dehesa de Corral Nuevo.

En el km. 2,6 abandonaremos la pista y tomaremos un camino a la derecha que discurre entre un cerramiento de piedra (derecha) y otro de alambre. Progresivamente iremos introduciéndonos en Los Llanos de Cáceres, desde donde nos es fácil divisar las edificaciones de la estación de ferrocarriles Arroyo-Malpartida. A 4,65 km. encontramos otra cancilla, a partir de ésta el camino se encuentra menos marcado, caminaremos junto al cerramiento de alambre de la izquierda. A través de un puente, de las pasaderas, o por el mismo cauce, son las alternativas existentes para cruzar el río Casillas. Una vez superado este, continuaremos por un pequeño túnel que atraviesa un antiguo trazado ferroviario. A mano derecha dejamos el Cortijo del Lavadero de San Miguel y continuamos nuestro camino.

Una vez que nos encontremos con una vía de trenes (en uso), sin cruzarla seguimos por el camino paralelo a ella. A 5.95 km. del inicio, vemos el Cortijo de la Huerta de la Charca, cruzando un puente de piedra accedemos a la pared de la charca del Lancho, donde podemos ver un antiguo molino harinero. Otra posibilidad para acercarnos a la charca es siguiendo el camino anterior sin cruzar dicho puente, así nos situaremos en un lateral de la charca, a la cual accedemos a través de un pequeño paso en la alambrada (6,4 km.). Este espacio está declarado como Lugar de Importancia Comunitaria (U.E.) de la Red Natura 2000, y destaca por su avifauna: cigüeñas negras, espátulas o somormujos.

Iniciamos el regreso por el mismo camino paralelo a la vía del tren, en esta zona sorprende el gran número de cigüeñas blancas existentes. A la altura del cruce de la vía señalado anteriormente, la atravesamos para dirigirnos hacia la estación de Arroyo-Malpartida. En el km. 7,8 alcanzaremos esta pedanía de Cáceres.

Tras pasar la estación, seguimos por la calzada hasta situarnos debajo del paso elevado de la carretera, en este punto abandonamos la calzada por una senda para atravesar dicho paso pegado a la vía del tren (km. 9,65 desde el inicio). A la derecha cogemos primero una antigua calzada, y posteriormente un camino, éste es la vía pecuaria de Malpartida-Brozas. A pocos metros, cruzaremos el río Casillas por un antiguo puente y nos volveremos a adentrar en la dehesa de Corral Nuevo hasta llegar a nuestro punto de inicio en Arroyo de la Luz.

Ribera de huertas

La ruta Ribera de Huertas de la localidad cacereña de Arroyo de la Luz, permite a los amantes de la naturaleza disfrutar, a lo largo de los tres kilómetros de recorrido, del paisaje agrario que caracteriza a la localidad. Un forma de descubrir los encantos que atesora, como el patrimonio etnológico y natural, con la Ribera de Huertas; el artístico, con el convento franciscano; y el rural, con los pozos, fuentes y molinos de la localidad.

Un itinerario accesible y circular que parte del Convento de San Francisco donde encontrarán un panel interpretativo de la ruta.

Ruta de los Embalses de Petit

Comenzamos nuestra ruta en el núcleo urbano de Arroyo de la Luz, exactamente en el cruce de la carretera de Alcántara (EX-207) con la del Casar de Cáceres (CC- 100). Progresamos con precaución por el arcén izquierdo de ésta última calzada hasta el kilómetro 1,1 contando desde el inicio, aquí cogeremos una pista que sale a la izquierda. Rápidamente divisaremos la gran masa de agua que constituye el embalse de Molano. Continuando por la pista principal bordearemos una de las orillas de este embalse. A 3,8 kilómetros, nos encontramos el pozo de Pelabargero, toda esta zona destaca por la frondosidad de un bosque de encinas y alcornoques.

Una cancilla nos indicará el inicio de la finca de Los Lavaderos donde se encuentran los embalses de Petit. Este impresionante espacio esta declarado como Lugar de Importancia Comunitaria dentro de la Red Natura 2000, y destaca por la cantidad y variedad de aves que se pueden avistar (focha común, pato cuchara, polla de agua, cigüeña negra, etc.), así como por otro tipo de especies como la nutria o el meloncillo. Sin embargo, es importante saber que esta finca es propiedad privada y deberemos solicitar permiso si queremos ampliar nuestro recorrido por sus embalses, que por otra parte es más que recomendable.

La pista que traemos nos hará cruzar otra nueva cancilla que deja atrás los embalses de Petit. 2100 metros más adelante, una nave agrícola nos indica el punto en el que abandonaremos la pista principal para tomar un camino a la izquierda (6,7 km.). Dejamos atrás la zona de dehesa para adentramos en los llanos que rodean Arroyo de la Luz. A 8,1 kilómetros del inicio de la ruta, cruzamos la carretera de Alcántara (EX-207) y accedemos a la charca Grande. Desde un área recreativa de esta charca podemos ver garzas reales, focha común y distinto tipos de anátidas en el hábitat más característico de la tenca arroyana. Seguimos nuestro recorrido bordeando la charca Grande hasta adentrarnos en el núcleo urbano, una vez aquí nos dirigiremos fácilmente al punto de inicio.

Ruta del Embalse de Molano

Se inicia esta ruta en el cuartel de la Guardia Civil, Desde aquí tomaremos la avenida que discurre paralela a la charca “La Rachona” del río Pontones, ésta se convierte rápidamente en una pista de tierra. A 750 m. del inicio, dejamos la pista principal para tomar el camino que sale a la izquierda y sin cruzar el cauce del río Pontones, cogeremos otra senda a mano derecha que discurre paralelo a este curso de agua.

A 1,6 kilómetros nuestra desdibujada senda desemboca en una pista que tomaremos para cruzar el río a través del puente (Charco de Santiago), y continuar nuestra ruta al otro lado del cauce, pero en esta ocasión por pista. A 3,3 km. del inicio de la ruta, cruzaremos la carretera Arroyo-Casar (CC-l 00) y continuamos de frente hasta el muro de la presa de Molano. Una vez allí, seguiremos por el camino que discurre paralelo al muro hasta alcanzar la lámina de agua. El embalse de Molano constituye un medio de gran valor medioambiental; pato cuchara, ánade real, fochas o garzas reales, son algunas de las aves que podremos avistar. A partir de este punto, nuestro recorrido bordea todo el perímetro de este embalse en el sentido de las agujas del reloj, sin seguir ninguna senda predeterminada. Sauces, fresnos, alcornoques, y algunos mestos son los principales árboles que iremos apreciando en este hermoso y en ocasiones salvaje recorrido.

Después de atravesar la presa por la parte superior del muro, emprenderemos el camino de vuelta por el mismo recorrido de ida, es decir por el cauce del río Pontones.

Ruta Dehesa de la Luz

La ruta parte de la Ermita de Ntra. Sra. de la Luz, tomaremos el camino principal (pista asfaltada) de salida a la carretera de Alcántara (EX-207). Justo antes de llegar al puente que da paso a la cancilla de entrada a la dehesa, encontramos un camino de tierra a la derecha, el cual tomaremos hasta llegar a la cabecera de la charca de la Dúa. Situándonos de espaldas a dicha charca, observamos una loma donde se encuentra la necrópolis que supone la primera parada en nuestro recorrido. Para acceder a ella hay que salirse del camino y progresar campo a través unos metros.

Desde la necrópolis retomaremos el camino que habíamos abandonando, siguiendo el curso del arroyo de la Grajuela Mayor. A 3 kilómetros desde el comienzo de la ruta, encontramos el cruce con el camino principal (pista asfaltada) que conduce de nuevo a la Ermita. Caminaremos por esta pista principal durante 500 metros aproximadamente, para tomar posteriormente un camino que sale a la izquierda y atraviesa una cancilla. Este camino discurre por una zona de repoblación de encinas y alcornoques, y desemboca en otro (5,15 km. desde el inicio), que conduce a un bohío recientemente rehabilitado y propio de la arquitectura popular de esta zona.

A la altura del bohío el camino se bifurca, nosotros continuaremos por el camino de la izquierda que pasa por detrás de esta construcción. Siguiendo este camino, encontramos una nueva bifurcación en la cual cogeremos el camino de la derecha que nos lleva hasta el Pozo de las Matanzas. Desde aquí emprenderemos la vuelta, primero nos dirigiremos al cruce donde se sitúa el bohío y tomaremos el primer camino de la derecha. Posteriormente, no perderemos esta senda que nos conducirá a la Ermita de Nuestra Señora de la Luz.

Ruta de los Llanos. Dehesa de la Luz

La ruta se inicia en la charca Chica del pueblo. Tras cruzar el puente de San Marcos tomaremos la pista de hormigón que se desvía a la izquierda y bordea la mencionada charca. Toda esta zona constituye una parte de las productivas huertas arroyanas.

Progresivamente vamos cambiando de paisaje para adentrarnos en la zona de los llanos de Campo Primero y Segundo. En el kilómetro 1,4 cruzamos un puente de ladrillo y piedra que atraviesa el arroyo de la Grajuela Mayor. La avifauna de la zona es muy abundante dependiendo de la época del año en la que emprendamos nuestra ruta, de esta forma: avutarda, grulla, sisón, ortega, aguilucho cenizo, alimoche, son algunas de las especies avistar.

En el kilómetro 4 nos encontramos con un pozo de mampostería denominado “pozo nuevo del campo”, en este punto abandonamos la pista principal para tomar el camino que sale a la derecha. Desde aquí, iremos dejando la zona de los llanos para introducirnos en la dehesa. A 5,3 kilómetros del inicio, atravesamos una vía pecuaria (Arroyo de la Luz-Brozas) para cruzar un paso canadiense que da acceso a la Dehesa de la Luz. Rabilargo, alcaraván, culebrera europea, jinetas, garduñas, erizos, zorros, liebres, junto con la vegetación arbórea de encinas y alcornoques, componen algunas de las especies de esta bella dehesa.

El siguiente cruce que encontramos será la unión de cuatro caminos (kilómetro 6,2), nosotros tomaremos el que sale a la derecha, no sin antes fijarnos en un bohío situado en este mismo lado, edificación típica de estas dehesas.

En el kilómetro 6,7, abandonamos la pista principal para coger una pequeña senda que sale a la derecha y que nos conducirá a la charca de los Vaqueros. Sin perder este sendero, ascendemos una colina que nos sitúa en las proximidades de la Ermita de Ntra. Sra. de la Luz. Una vez llegamos a ésta, seguimos unos metros por la calzada hasta un cruce, donde pasado éste tomaremos una pequeña senda que sale a la derecha (kilómetro 7,9).

Sin perder la dirección de ésta, pronto veremos la charca de la Dúa. Posteriormente, continuamos nuestra ruta de forma paralela al cauce de desagüe de esta charca (arroyo de la Grajuela Mayor). Ya en los límites de la dehesa, nuestro camino desemboca en una calzada que deberemos continuar para finalizar en la charca Chica de Arroyo de la Luz.

Ruta de la Traslana

Siguiendo el trazado urbano del Cordel de Arroyo de la Luz, que penetra en la población proveniente de Brozas por el puente de San Marcos, aguas abajo de la Charca Grande, tomaremos el camino asfaltado que conduce a la Dehesa de la Luz, la cual habremos de cruzar parcialmente para salir de ella por el acceso de la carretera de Alcántara, justo desde donde se toma el Camino del Valle; nos adentramos, una vez cruzado el asfalto, en los campos abiertos y poblados de encinas de las Charcas de Petit, un humedal catalogado como LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) e integrado en la Red Natura 2000.

Desde Petit, por el camino que hemos dado en llamar de Pelabarguero, pasaremos por montes de encina que nos llevan hasta la cola del embalse de Molano, conocido como la Charca de Molano, presa de abastecimiento de agua potable y lugar de pesca muy frecuentado por los arroyanos amantes de este deporte. Desde la presa del embalse nos dirigiremos al pueblo por el camino de las Barcas que desemboca en la carretera CV-100, recientemente mejorada, ya muy cerca del cementerio municipal y de la entrada a la población desde Casar de Cáceres. La ruta finaliza su periplo al llegar a la plaza y ermita de San Sebastián, de nuevo tramo del Cordel de Arroyo a su paso por el núcleo urbano.
El interés de esta ruta reside fundamentalmente en las masas de agua que vamos a visitar, interesantes para la observación de aves acuáticas; además, el hecho de pasear por la dehesa es un atractivo más si cabe, la cual incluso podemos aprovechar para pasar un día de campo junto a la ermita.

Ruta de los molinos

Siguiendo el trazado urbano del Cordel de Arroyo de la Luz, que penetra en la población proveniente de Brozas por el puente de San Marcos, aguas abajo de la Charca Grande, tomaremos el camino asfaltado que conduce a la Dehesa dela Luz, la cual habremos de cruzar parcialmente para salir de ella por el acceso de la carretera de Alcántara, justo desde donde se toma el Camino del Valle; nos adentramos, una vez cruzado el asfalto, en los campos abiertos ypoblados de encinas de las Charcas de Petit, un humedal catalogado como LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) e integrado en la Red Natura 2000.

Desde Petit, por el camino que hemos dado en llamar de Pelabarguero, pasaremos por montes de encina que nos llevan hasta la cola del embalse de Molano, conocido como la Charca de Molano, presa de abastecimiento de aguapotable y lugar de pesca muy frecuentado por los arroyanos amantes de este deporte. Desde la presa del embalse nos dirigiremos al pueblo por el camino de las Barcas que desemboca en la carretera CV-100, recientemente mejorada, ya muy cerca del cementerio municipal y de la entrada a la población desde Casar de Cáceres. La ruta finaliza su periplo al llegar a la plaza y ermita de San Sebastián, de nuevo tramo del Cordel de Arroyo a su paso por el núcleo urbano.

El interés de esta ruta reside fundamentalmente en las masas de agua que vamos a visitar, interesantes para la observación de aves acuáticas; además, el hecho de pasear por la dehesa es un atractivo más si cabe, la cual incluso podemos aprovechar para pasar un día de campo junto a la ermita.